22 Marzo 2011

¿QUE DOCUMENTOS NECESITO PARA CASARME?



A la hora de dar el “si, quiero”, es necesario tener a mano una serie de documentos que varían según sea la ceremonia civil o religiosa. No suele ser una tarea ardua en condiciones normales, sin embargo, te recomendamos que no lo dejes para el final. No serías la primera que ha tenido que posponer su enlace o representar una “falsa boda” por no tener a punto los papeles exigidos por las autoridades.

Cada vez más, las parejas prefieren cambiar el altar por el juzgado. Si la boda va a ser por lo civil, necesitaréis las fotocopias del Documento Nacional de Identidad de los dos, o en su defecto del pasaporte o tarjeta de residencia. Además os hará falta el Certificado literal de nacimiento actualizado, expedido por el Registro Civil del lugar de nacimiento. A este papel se le conoce normalmente como partida de nacimiento. También es necesario el Certificado de residencia, que se solicita en el ayuntamiento de la población en la que habéis residido en los últimos dos años; el Certificado de soltería, que se obtiene en el juzgado y que no es más que una declaración jurada del estado civil; y el Certificado de nacionalidad. Asimismo, es necesario rellenar la instancia en el Registro Civil. En caso de los menores de 18 años se solicita una autorización tribunal. Esta documentación debe presentarse en papel sellado y tiene una validez de seis meses.

Si por el contrario, habéis decidido casaros a través de la Iglesia, necesitaréis la partida de nacimiento, que como ya hemos señalado antes, se solicita en el Registro Civil del lugar de nacimiento; la Partida de Bautismo que se obtiene en la iglesia donde se ha sido bautizado y el Certificado de soltería eclesiástico, que es necesario si alguno de los novios procede de alguna diócesis diferente de la que se va a casar o cuando se ha pasado más de un año en el extranjero. Esto no suele ser un documento habitual, pero en ocasiones también se puede llegar a pedir. También habrá que presentar una dispensa sólo en el caso de que los novios vengan de religiones distintas o exista cualquier otro impedimento que prevea el Derecho Canónico. En el caso de bodas católicas, suele ser necesario que los novios realicen un cursillo gratuito de preparación al matrimonio, cuya duración y obligatoriedad depende de cada parroquia.

Esta documentación deberá aportarse en la parroquia donde se vaya a celebrar la boda, o en la que le pertenezca al novio o la novia, al menos 3 meses antes de la boda. Allí les indicarán el día y la hora de comenzar el Expediente Matrimonial. Hay que acudir con al menos dos testigos, uno por cada parte. Una vez se termine el Expediente Matrimonial, cuando haya pasado por el Obispado, se entregará un extracto para que sea presentado en el Despacho Parroquial de la Iglesia en donde se vayan a casar. Cuando finalice la boda, tras la firma de los testigos, se les entregará a los novios ahora ya convertidos en matrimonio, el documento de “Comunicación de Matrimonio Canónico Contraído”. Una vez celebrada la boda eclesiástica hay un plazo de cinco días para inscribirse en el registro Civil y obtener el libro de familia.

Trámites especiales

Hay circunstancias especiales que hacen necesaria una documentación adicional a la hora de contraer matrimonio. Los viudos necesitan el Certificado literal del matrimonio anterior y el mismo de defunción. Asimismo, los divorciados han de presentar el Certificado literal del matrimonio anterior, con inscripción marginal de divorcio. Si esta nota no ha sido practicada es necesario un testimonio de la sentencia. Al dar el paso en el extranjero, el código civil dice que cualquier español podrá contraer matrimonio dentro o fuera de España. Cuando uno de los contrayentes es extranjero, para casarse en España, debe acogerse al artículo 50 del Código Civil que no es más que acogerse a lo establecido para los españoles.



 TEXTO: REVISTA ATIDEMI NOVIAS - Mónica Cayuela


< volver

Comparte esto con tus amigos  Enlaces